user_mobilelogo

     Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario 

 

Online

Hay 18 invitados y ningún miembro en línea

Colaboraciones

  • PSIQUIATRIA Y NEUROCIENCIAS

    Cuando pensamos que la psiquiatría actual, en su vertiente biológica, se basa únicamente en los descubrimientos foráneos, cometemos varios pecados, pero el principal es...

    Leer más...

 
Las drogas son sustancias químicas, farmacológicamente activas sobre el sistema nervioso central que producen efectos reforzadores sobre la conducta de autoadministración, es decir, del aumento de las probabilidades de que esa conducta tienda a repetirse.
 
Dichas sustancias actúan sobre los circuitos de recompensa cerebral, utilizando los mediadores fisiológicos de recompensa cerebral, aprendizaje y memoria. Su consumo continuado deja una importante huella en la memoria emocional y remodela las conexiones y vías neuronales, produciendo cambios de larga duración del funcionamiento cerebral. 
 
Cuanto más intensos hayan sido los reforzadores de una determinada sustancia, más persistentes serán también los recuerdos relacionados con ella y más imperiosa la necesidad ó el deseo (craving) de experimentarlos de nuevo, particularmente en determinadas situaciones que también quedarán asociadas al recuerdo de esa sustancia y que pueden poner en marcha mecanismos automáticos para su búsqueda y consumo. 
 
El consumo reiterado de sustancias va creando un  “estado de necesidad" que irá adquiriendo prioridad sobre otros intereses e incluso aficiones y, a la vez, un deterioro progresivo de la capacidad de autocontrol sobre su autoadministración. En la muy reciente actualidad científica se está de acuerdo en poner un mayor y prioritario énfasis en los factores de vulnerabilidad individual para “hacerse dependiente” es decir, que hay individuos que con mayor probabilidad que otros, al entrar en contacto con una sustancia de abuso desarrollaran una dependencia, debido a mecanismos cerebrales   y también a poseer una mayor predisposición genética. 
 
El mecanismo neurobiológico existe para todas las sustancias adictivas aunque sigan caminos cerebrales algo diferenciados, sobre todo atendiendo a los distintos neurotransmisores predominantes para el desarrollo de cada una de las dependencias. Además, a estos factores causales  neurobiológicos hay que sumar los factores ambientales que harán sobre todo que se mantenga la dependencia y que sean también la causa de recaídas. Con ello insistir en el amplio concepto de neurociencias, entendiendo como tal que lo biológico y lo ambiental en todas las enfermedades psiquiátricas, y por tanto también a las drogodependencias,  son una interacción entre ambos factores (biología y ambiente) y que ello determinará un modelo de tratamiento amplio, en el que necesariamente se abordará desde lo más médico- biológico hasta lo más psicosocial, a individualizar en cada caso.