user_mobilelogo

     Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario 

 

Online

Hay 17 invitados y ningún miembro en línea

Colaboraciones

  • PSIQUIATRIA Y NEUROCIENCIAS

    Cuando pensamos que la psiquiatría actual, en su vertiente biológica, se basa únicamente en los descubrimientos foráneos, cometemos varios pecados, pero el principal es...

    Leer más...

 
Hace ya unos 14 años apareció esta técnica, también conocida como “marcapasos cerebral”, para el tratamiento de los enfermos con enfermedad de parkinson graves y refractarios a los tratamientos farmacológicos, siendo el resultado excelente habiéndose podido controlar los temblores intratables de ésta enfermedad.
 
Desde hace un par de años y tras riguroso conocimiento de los circuitos cerebrales de algunas patologías psiquiátricas, esta técnica se ha empezado a aplicar en depresiones severas y trastornos obsesivo compulsivos graves no respondientes a los diferentes abordajes farmacológicos, siendo los primeros resultados claramente positivos para el alivio de estas enfermedades.
 
En la estimulación cerebral profunda, una batería implantada en el pecho de un paciente envía impulsos eléctricos estables a una zona diana del cerebro. Esta corriente artificial corrige la actividad eléctrica disfuncional que está produciendo los problemas de salud. Los profesionales ajustan la velocidad, intensidad y duración de los impulsos nerviosos para conseguir el efecto deseado.
 
Tras la realización de exploraciones cerebrales, como resonancias magnéticas y tomografías de alta resolución, y bajo anestesia local, se determina el punto exacto a tratar, a través de un sistema de ordenadores.
 
Realmente el método es muy parecido al que sehace con marcapasos cardiacos. El marcapasos cerebral es un poco más grande, pero ambos se implantan en el músculo pectoral bajo la piel.