user_mobilelogo

     Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario 

 

Online

Hay 11 invitados y ningún miembro en línea

Colaboraciones

  • PSIQUIATRIA Y NEUROCIENCIAS

    Cuando pensamos que la psiquiatría actual, en su vertiente biológica, se basa únicamente en los descubrimientos foráneos, cometemos varios pecados, pero el principal es...

    Leer más...

 

El diagnóstico de la enfermedad depresiva requiere una clara diferenciación  entre tristeza normal y depresión. Así las depresiones reactivas bordean la franja de la normalidad y hacen plantear donde acaba o empieza lo adecuado o inadecuado de este fenómeno tan profundamente humano que es la tristeza.  
 
La depresión aparece a lo largo de la vida en un 17% de la población, con mayor frecuencia en la mujer. El término depresión incluye a pacientes con formas muy distintas de enfermar.
 
De forma genérica clasificaríamos  al trastorno depresivo en dos síndromes diferenciados:
 
VanGogh_Sien_con_la_cabeza_apoyada_1882
  • Depresión endógena o melancolía: con una elevada predisposición genética, con  variaciones diurnas y estacionales del estado de ánimo  y con características propias en la expresión de lo depresivo.
  • Depresión psicógena o reactiva, con sintomatología depresiva que guarda relación con la personalidad del paciente, con la situación del entorno y con acontecimientos psicógenos. 
En ocasiones ambos tipos de depresiones pueden coexistir pasando entonces a hablar de  “doble depresión”. 
 
El síntoma eje de la depresión es la tristeza vital y profunda, aunque se acompaña de otros como la ansiedad, la alteración del sueño y del apetito, la dificultad para la concentración, la apatía y pérdida de energía, y los sentimientos negativos.  
 

Tratamiento 

El tratamiento de la melancolía es fundamentalmente farmacológico con antidepresivos y otros fármacos. En casos de depresión grave y refractaria, evaluar la posibilidad de utilizar la técnica de estimulación magnética profunda. En las formas psicógenas es básicamente psicoterapéutico, de apoyo, resolución de conflictos o de orientación. En el caso de “doble depresión”el tratamiento será mixto tanto farmacológico como psicoterapéutico. 
 
Existen otras formas de depresión, como la estacional, la atípica, la breve, la enmascarada, la postparto y las involutivas en la persona mayor. En todas ellas el tratamiento será médico psiquiátrico.