user_mobilelogo

     Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario 

 

Online

Hay 45 invitados y ningún miembro en línea

Colaboraciones

  • PSIQUIATRIA Y NEUROCIENCIAS

    Cuando pensamos que la psiquiatría actual, en su vertiente biológica, se basa únicamente en los descubrimientos foráneos, cometemos varios pecados, pero el principal es...

    Leer más...

 La característica esencial del TOC es la presencia de obsesiones y/o compulsiones de carácter recurrente. Las obsesiones se definen como ideas, pensamientos, impulsos o imágenes de carácter persistente, que el paciente considera como intrusas e inapropiadas y que le generan una fuerte ansiedad y una incapacidad para poder  controlarlas  aún a sabiendas de que son ideas exageradas o irracionales.
 
Las obsesiones más frecuentes son las ideas de contaminación, duda y  orden. Las compulsiones se definen como comportamientos  o actos mentales de carácter recurrente, cuyo propósito es aliviar el sufrimiento de la ansiedad o para "prevenir" sucesos negativos. Las compulsiones más frecuentes son lavar, limpiar, ordenar y comprobar. Los actos mentales más frecuentes son rezar, contar o repetir palabras en silencio.
 
La edad de inicio de esta enfermedad es la adolescencia o principio de la edad adulta, aunque también puede aparecer durante la infancia. La prevalencia se sitúa en algo más del 1% de la población general y se presenta por igual en ambos sexos y con mayor frecuencia cuando existen antecedentes familiares de la misma enfermedad. 
 

Tratamiento

 El tratamiento es siempre farmacológico, con fármacos preferentemente de acción serotoninérgica y a dosis elevadas. Y es muy, muy útil la psicoterapia de orientación cognitivo conductual, especialmente cuando predominan los rituales compulsivos. En casos totalmente refractarios a las técnicas anteriores, hay que evaluar la posibilidad de recurrir a la psicocirugía estereotáctica o más recientemente a técnicas de estimulación cerebral profunda.